*Sección 125 Lázaro Cárdenas del STRM respaldan a dirigencia nacional.

  LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- Luego del paro de labores producto de la huelga que mantenían trabajadores del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), y que afectó a miles de usuarios, por fin las partes involucradas llegaron a un acuerdo. La Sección 125 del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, respaldan a su dirigente nacional.

  Los trabajadores lograron un incremento salarial del 3.5 % sobre salario, 1 % a las prestaciones y que se respetara la jubilación de los trabajadores de nuevo ingreso informó Jesús Adolfo Figueroa Bustos, secretario general de la sección 125 del STRM, en esta Ciudad de Lázaro Cárdenas, los acuerdos entre ambas partes se lograron la tarde del viernes, horas antes del estallamiento de huelga ante intervención del gobierno federal que fungió como mediador entre empresa y sindicato, señaló el dirigente local.

  “En presencia de la secretaria de Gobernación federal Olga Sánchez Cordero y de la secretaria de trabajo María luisa Alcalde se acordó un aumento de 3.5 % al salario y 1 % en prestaciones además de no quitar la jubilación a los compañeros de nuevo ingreso, con esto ya no estallaremos la huelga anunciada para el día viernes 04 de septiembre a las 12 del día”. Figueroa Bustos, añadió, que a nivel nacional los más de 60 mil trabajadores sindicalizados votarán sobre esta propuesta donde la tendencia es aceptable y que el día miércoles próximo ya se estaría firmando este acuerdo con la empresa en presencia de las autoridades.

  En esta ciudad de Lázaro Cárdenas, las afectaciones del paro laboral afectaron a dependencias de gobierno, instituciones de emergencias y a escuelas privadas, entre otras, que no recibieron por unas horas el servicio de Internet y de telefonía, destacó que desde el paro del 19 de agosto, los trabajadores fuimos claros en destacar que no pretendíamos afectar a ningún sector sobre todo el de los niños que reciben educación virtual por internet, sin embargo la necedad del patrón por querer acabar con prestaciones ganadas en la lucha nos obliga a llevar acciones radicales donde los más afectados son los usuarios.