*Diputada de Morena del Congreso Local Teresa López Hernández apuntó que no es solo el pago de sueldos a quienes suspenden labores por emergencia sanitaria sino garantizar un provenir a sus familias.

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

  LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- En dicha iniciativa se prevé que la emergencia sanitaria, declarada desde finales de marzo y que motivó suspensiones laborales, pueda hacer que se le pague no solo un mes de sueldo al trabajador descansado, sino que se reconozca como riesgo de trabajo en los casos de fallecimiento por esta enfermedad, como tal, la declaración de emergencia sanitaria no entra bajo el concepto de suspensión por contingencia sanitaria, por lo que los trabajadores no les pueden exigir a sus patrones el pago de salario mínimo que en la ley se estipula.

  La maestra Teresa López Hernández se presentó en el Congreso Local del Estado de Michoacán una iniciativa para un Seguro de Vida por Covid 19, la representante perteneciente a la fracción parlamentaria de Morena, en la que se hacen dos adiciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) respecto a los artículos en donde se predispone que, sólo en caso de suspensión laboral por “contingencia sanitaria”, el patrón está obligado a pagarles un mes de salario mínimo a sus trabajadores.

  Lo cual, técnicamente, no ha sucedido. Las adecuaciones a dichos artículos sugieren que no tenga que ser necesariamente en suspensión laboral por “contingencia sanitaria”, sino que se propone el pago del sueldo del trabajador también en caso de fallecimiento, un seguro de vida, para aquellos que sean contagiados dentro sus labores  o bien el traslado de su domicilio a su trabajo o viceversa por “emergencia sanitaria”.

  Cabe destacar que actualmente en el artículo 427, fracción VII, se estipula que una de las causas de interrupción temporal de relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento es “La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente, en los casos de contingencia sanitaria”. Después, en el artículo 429, fracción IV, se dice que, con base en la suspensión laboral por contingencia sanitaria, el patrón “estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes”.

  Ante esta situación Teresa López, habló sobre el riesgo de trabajo, es el accidente o enfermedad a que están expuestos los trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo, por lo que si el suceso origina una incapacidad o peor la muerte del trabajador, ya sea cuando se dirigía de su domicilio particular a su centro de trabajo o viceversa y/o dentro del propio centro laboral, por si solo es suficiente para conceptuarlo como accidente de trabajo en tránsito del trabajador.

  Las consecuencias para la salud pública generadas por la Pandemia global COVID-19, también tienen un impacto directo en la salud de los trabajadores y, por consiguiente, en  la resilencia y supervivencia de las empresas y de la economía de un país.

  Que en respuesta a las medidas de aislamiento adoptadas por algunos jefes de estado de muchos países, entre las cuales se encuentra México, con la finalidad de limitar la expansión del virus, algunos sectores económicos y empresas han implementado de forma inmediata modalidades de trabajo a distancia, las cuales no están exentos de riesgos labores  y, por tanto, también requieren la adopción de medidas preventivas.

  Que sin embargo, esta modalidad no es aplicable en numerosas actividades productivas, en las que los trabajadores siguen acudiendo a sus centros de trabajo de forma presencial lo que los hace más vulnerables al contagio. Es por ello que, más que nunca, las medidas de prevención y control deben ser prioritarias para proteger a las personas, a la exposición, a este riesgo biológico y se eviten nuevos contagios, de los cuales, en este momento, no se tiene cocimiento, en qué momento se podrá controlar, para que toda persona y trabajador, tenga la garantía de preservar su vida, de este virus.

  La exposición al virus del Covid -19 por parte de todas las personas en el lugar de trabajo y en particular de los trabajadores, debe ser parte de la gestión de la seguridad y salud de las empresas, partiendo de la evaluación del riesgo y la adopción de las medidas de prevención y protección, como es la aplicación de estrictos protocolos de trabajo, incluyendo las medidas higiénicas y de sanitizacion, el uso de equipos de protección personal adecuados y suficientes, el diseño de los puestos de trabajo, la organización del trabajo la formación preventiva y la vigilancia de la salud de los trabajadores.

  Que no omito mencionar que a pesar de las medidas preventivas adoptadas para disminuir el contagio del Virus Covid 19, por los diferentes sectores no estamos exentos del posible contagio y por ello poner en riesgo la vida con una tasa de mortalidad del 8.6%, dejando en una clara vulnerabilidad a los dependientes del trabajador que muere a consecuencia del virus que provoca la enfermedad Covid-19.

  La crisis sanitaria que enfrenta el mundo, es de alto impacto, ha cobrado miles de vidas y al día de hoy, no se ha logrado una vacuna, que combata este virus, es por eso, que considero indispensable, que los trabajadores del Estado de Michoacán, cuenten con una norma, que les otorgue certeza jurídica para él y su familia, ante una pandemia que eleva el riesgo trabajo.

  Esta iniciativa, propone reformar el artículo 35 de la Ley de los trabajadores al servicio del estado de Michoacán de Ocampo y de sus municipios, que comprende la administración pública estatal, los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, los Ayuntamientos y aquellos organismos descentralizados y empresas de participación estatal y municipal, para que a través de un seguro de vida, que proteja a sus hijos, padres, pareja o dependientes económicos, por el riesgo de trabajo que implica, exponerse en una Pandemia, como es el caso que nos ocupa el Covid-19.

 Por lo anteriormente expuesto, someto a consideración del Pleno, la siguiente propuesta de:

D E C R E T O

Articulo Unico.- Se reforma el artículo 35, fracción V, adicionándose el inciso e) de la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado de Michoacán de Ocampo y de sus Municipios, para quedar como sigue:

Articulo 35. Son obligaciones de las instituciones a que se refiere el artículo 1 de esta Ley:

I.- Preferir en igualdad de condiciones, antigüedad, a los trabajadores sindicalizados respecto de quienes no lo estuvieren; a quien representen la única fuente de ingreso familiar; a los que con anterioridad le hubieren prestado servicios y a los que acrediten tener mejores derechos conforme al escalafón. Para los efectos del párrafo que antecede, en cada una de las instituciones se formaran los escalafones de acuerdo con las bases establecidas en el Capítulo XI de esta Ley;

II.- Cumplir con todos los servicios de higiene y de prevención de accidentes  a que están obligadas;

III. Reinstalar a los trabajadores en las plazas de las cuales los hubieran separado y ordenar el pago de los salarios caídos, a que fueren condenados por laudo ejecutoriado. En los casos de supresión de plazas, los trabajadores afectados tendrán derecho a que se les otorgue otra equivalente en categoría y sueldos;

IV. Proporcionar a los trabajadores los útiles, instrumentos y materiales necesarios para ejecutar el trabajo convenido;

V. Cubrir las aportaciones que fijen las Leyes respectivas, para que los trabajadores reciban los beneficios de la seguridad y servicios sociales comprendidos en los conceptos siguientes: en el apartado

e) Otorgar seguro de vida al trabajador, cuando se encuentre laborando, en tiempos de pandemia declarada, por la autoridad sanitaria.