Otorga IMSS diagnóstico y tratamiento oportuno a bebés con cardiopatías congénitas para garantizar sobrevida

0
155

La expectativa de vida es de casi 9 de cada 10 niños con cardiopatía congénita. Cuando son diagnosticados oportunamente llegarán a la edad adulta y tendrán una vida plena.

• La doctora Lucelli Yáñez Gutiérrez explicó que el Seguro Social tiene desarrollados programas de atención y detección oportuna de este padecimiento en menores.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) otorga un diagnóstico y tratamiento multidisciplinario oportuno a los recién nacidos que presentan una cardiopatía congénita, con el objetivo de garantizar que un niño con una malformación cardiaca sea atendido, acompañado y dirigido hacia la edad adulta y que tenga una buena calidad de vida.

La jefa del Servicio de Cardiopatías Congénitas del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, doctora Lucelli Yáñez Gutiérrez, indicó que la expectativa de vida es casi 9 de cada 10 niños diagnosticados oportunamente con este padecimiento.

“Si los atendemos tempranamente y los seguimos, estos niños serán adultos que tienen una calidad de vida similar a la de cualquier persona que no tenga ninguna enfermedad”, subrayó la especialista.

En el marco del Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas que se conmemora el 14 de febrero, la doctora Yáñez Gutiérrez señaló que este padecimiento radica en malformaciones del sistema cardiovascular, es decir, de las cavidades cardíacas y los grandes vasos del corazón que le acompañan.

Explicó que son inexistentes los factores definidos que se registren como causa directa de una cardiopatía congénita, lo que significa que puede ser multifactorial como la edad de la madre, algunos medicamentos ingeridos durante el embarazo y posibles síndromes genéticos que predisponen al desarrollo de malformaciones cardíacas.

“El papel de la mamá en el desarrollo de las cardiopatías congénitas es fundamental. Si esta mamá tiene alguna condición genética que predispone al desarrollo de cardiopatías congénitas, tenemos que evaluarla. Si esta mamá toma algún medicamento que puede ocasionar alguna malformación cardíaca, también debe de ser mencionado”, agregó.

La cardióloga clínica de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Cardiología del CMN Siglo XXI refirió que se estima a nivel mundial que 8 de cada mil recién nacidos vivos presentan una malformación cardiaca.

“Las cardiopatías congénitas en general no son curables, es decir, nosotros las reparamos, podemos llevarlos a tener una calidad de vida pero siempre van a necesitar alguna atención médica especial”, mencionó.

Expuso que para llegar a un diagnóstico de esta enfermedad, el IMSS cuenta con profesionales que brindan esa detección y atención oportuna. En primera instancia el médico familiar puede detectar que una paciente está embarazada y la puede referir a un gineco-obstetra, quien a su vez puede practicar un ecocardiograma o ultrasonido fetal y determinar una cardiopatía congénita.

“El cardiólogo pediatra y el neonatólogo son los primeros que van a recibir a este bebé que tiene una malformación cardíaca. Tenemos cirujanos cardiovasculares que operan desde las primeras horas de vida hasta adultos de más de 70-80 años. Contamos con cardiólogos pediatras en el Tercer Nivel de atención que son los especialistas de atender a estos niños con cardiopatías congénitas”, dijo.

Lucelli Yáñez abundó que el trabajo de equipo es fundamental en la atención del paciente con cardiopatía congénita en donde intervienen pediatras, cardiólogos pediatras, cirujanos, cardiólogos intervencionistas, rehabilitadores, intensivistas, enfermeras, camilleros, personal de Rayos X y de laboratorio, entre otros profesionales de la salud.

“Parte fundamental es la salud mental, por lo tanto necesitamos que el psicólogo, Trabajo Social y asistentes médicas también se involucren en la atención de estos pacientes. El Instituto Mexicano del Seguro Social cuenta con todas estas categorías distribuidas en los Tres Niveles de atención y esto nos permite otorgar una atención de calidad con un equipo multidisciplinario”, afirmó.

Refirió que el Instituto se encuentra en el desarrollo de estrategias que fortalezcan la atención, como en la Unidad de Gineco-Obstetricia donde se cuentan con los perinatólogos, que son los especialistas de la atención antes de nacer. “Ellos ya realizan estudios ecocardiográficos, diagnostican cardiopatías congénitas antes de nacer y notifican al resto del equipo para que cuando este bebé nazca, todos estemos preparados y se otorga la atención”.

La jefa del Servicio de Cardiopatías Congénitas de la UMAE Hospital de Cardiología del CMN Siglo XXI indicó que el IMSS dentro de toda su gama de atención cuenta con el equipo necesario para otorgar una calidad de vida adecuada a los pacientes, niños, adolescentes, adultos y personas mayores.

“Gracias a los avances de la tecnología, de la cirugía, de la cardiología intervencionista, aquellos niños que se diagnosticaron hace 20, 30, 40 o hasta hace 60 años ahora son adultos que viven con un corazón especial, un corazón que es reparado y que requiere la atención de todo un grupo que se está preparando para recibirlos”, remarcó.