*CNTE, FETSE y CETEG, en espera del Dr Mireles, y denunciar que se requieren especialistas en la clínica, nefrólogos, cardiólogos y neurocirujanos

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

  LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- Una fuerte crisis por falta de personal médico y hasta de enfermería atraviesa la clínica y hospital «Ricardo Flores Magón», del ISSSTE, de Lázaro Cárdenas, para atender a los más de 6 mil derechohabientes de los estados de Michoacán y Guerrero, que diariamente acuden a consultas o de urgencia, independientes de quienes se encuentran internados. El martes los representantes de la CNTE Sección XVIII, FETSE y CETEG se reunieron con el Director General de la Clínica y solicitar al Delegado Federal en Michoacán y plantearle las necesidades que se padecen.

   En la unidad médica familiar y clínica no cuenta con especialistas ante emergencia de un infarto agudo de miocardio, o cerebral que pone en riesgo la vida de los derechohabientes, un cardiólogo, así como un urólogo para tratar enfermedades de la mujer y el hombre, un otorrinolaringólogo, un cirujano, un pediatra y médicos internistas, porque el personal que existe no es suficiente, así se le planteo el asunto al Director General de la clínica del ISSSTE al Doctor Salvador  Gudiño Silva, donde se entregó un documento, para pedir se resuelvan las  distintas problemáticas de la institución.

  Seguimos en la exigencia de medicamentos, no solo para  COVID 19, sino para atender las demás enfermedades crónicas degenerativas, los cuales en algunos casos son  carísimas, también es necesario personal médico especializado: en particular un  neumólogo e internista, así como la subrogación de algunos servicios médicos, por último pedimos  que  la ampliación de la clínica sea ya un hecho, cuyo proyecto ya estaba aprobado, es  necesario contar con más camas tanto para enfermos covid como para otros padecimientos.

  Hoy los maestros piden que se requiere de un cardiólogo, ya que hay una paciente que necesita ser tratados por los especialistas y al carecer de ellos debe ser enviada de la ciudad al Hospital Regional en Morelia, y se a tiende actualmente en una clínica particular esto derivado de la alta demanda de falta de personal que se tienen en este nosocomio, cabe destacar que gracias a la llegada del Delegado Federa en Michoacán del ISSSTE, la señora recibió las atenciones por los galenos del lugar.

  «Las necesidades de atención a los derechohabientes son en todos los sentidos, en medicina familiar o general nos hace falta nuevos médicos, nuestra población derechohabientes se ha incrementado, andamos alrededor de 5 mil derechohabientes en la institución, y desde hace 10 años con la misma plantilla de médicos y con la misma infraestructura», mencionó el galeno.

  Las quejas de los derechohabientes son diarias y con justa razón ya que a ellos se les descuenta de su cheque por un servicio médico que en la práctica no está al 100 por ciento. «Todos los casos que aquí no podemos atender, Morelia los está rechazando, entonces nos vemos en la necesidad de prolongar mucho las citas, a los diferentes especialistas que solicitamos al hospital, tenemos quejas porque estamos pagando por un servicio, sin embargó es un problema general».

  Finalmente a las 18 horas de este miércoles el Delegado Federal en Michoacán del ISSSTE, llego a la clínica Ricardo Flores Magón, de Lázaro Cárdenas, para escuchar de voz de los representantes de la CNTE, FETSE y CETEG, donde expondrán todas las necesidades que hoy vive la clínica y dé una solución a las necesidades de nuevas plazas de especialistas, que ya conoce pero hasta el momento no se ha dado a conocer cuando serían otorgadas.