El comisariado, contra comisariado ejidal en los tribunales

0
13

*En el Ring la representación jurídica de una mesa directiva

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

LÁZARO CÁRDENAS, MICH.-Ejidatarios del núcleo agrario de Melchor Ocampo, municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán, culpan al Registro Agrario Nacional (RAN) de haber permitido la inclusión de nuevos posesionarios de tierra que son “terceros extraños” y que “no vivían en nuestro ejido”, lo que provocó incertidumbre jurídica en la tenencia de la tierra y en el estatus jurídico de cada uno de ellos.

Un grupo de afectados comenta que los nuevos ejidatarios entraron en forma fraudulenta previo a una asamblea que el comisariado ejidal realizó en ese entonces Javier Pérez López, un 5 de abril de 2004 y en la cual se contravino la Ley Agraria. Dijo uno de ellos han tratado de expulsarnos por la vía legal, pero los juicios de nulidad no avanzaban porque las autoridades parecen estar de lado de los “colados”.

Actualmente se dirime un juicio en el Tribunal Unitario Agrario, Distrito 52, que data de febrero de este año, pero no avanza pese a que los demandados acuden a las audiencias hace un mes se tenía previsto un careo, pero se aplazó hasta el día primero de Septiembre porque sucedió lo mismo, uno de los ejidatarios que promovieron la controversia, de plano piensa que las autoridades del Tribunal Agrario están coludidas con el comisariado ejidal Luis Ángel López Vargas, porque ya ha pasado mucho tiempo sin que se dicte sentencia la cual está por salir, creemos en las leyes y favorezcan a Manuel Figueroa Izazaga.

El ejido de Melchor Ocampo, en el municipio fue creado en 1939, se lo comió con el tiempo la zona o mancha urbana y las industrias asentadas en Lázaro Cárdenas y lo poco que resta, el propio entonces comisariado ejidal Javier Pérez López y su camarilla se lo ha ido transando a los campesinos con argucias o por la fuerza, según denuncia un grupo de inconformes.

De acuerdo con un expediente la asamblea en la que se validó el ingreso de nuevos integrantes del núcleo agrario se efectuó en la Casa Ejidal, sin el quórum legal, y tampoco se publicó la correspondiente convocatoria, lo que a decir de los ejidatarios viola los artículos 25, 26 y 27 de la Ley Agraria el artículo 26 indica que para dar validez a la asamblea deberán estar presentes cuando menos la mitad más uno de los ejidatarios; el 27, que las resoluciones de la asamblea se tomarán válidamente por mayoría de votos de los ejidatarios presentes y serán obligatorias para los ausentes y disidentes.

El grupo de afectados argumenta que estas violaciones a la Ley Agraria por el comisariado ejidal son muy burdas, pues ningún ejido puede crecer en número de posesionarios si no crece en extensión: “Debemos entender que el nuevo ejidatario se admite en sustitución de otro que falleció o enajenó sus derechos agrarios. En concordancia, en los artículos 20 y 83 de la propia ley no se debe interpretar que la asamblea tiene la facultad de aumentar ilimitadamente el número de ejidatarios, eso contraviene el espíritu de la ley.”

Señalaron que el ejido debería tener 245 ejidatarios, pero en el trienio 2006-2009 el comisariado ejidal metió a más del 100 por ciento siempre con el aval del RAN de acuerdo con la relación de ejidatarios que expidió esa dependencia, quedaron inscritos como nuevos poseedores y ejidatarios casi 530 campesinos, razón por la cual las asambleas no se pueden llevar acabo porque de acuerdo al padrón jamás se juntara esa gente porque no existe y se tiene que ir a una segunda convocatoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here