POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

  LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- En medio de la peor emergencia sanitaria mundial, no pasó desapercibido el Día del Minero y el 86 aniversario de la fundación del sindicato que ocurrió precisamente en Pachuca el 11 de julio de 1934.

Sin el tradicional banquete para los obreros mineros siderúrgicos la mañana del sábado, dirigentes de las secciones 271, 274 y 273 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, junto con los Delegados Especiales en Michoacán, realizaron un acto protocolario bajo las estrictas normas de sanidad en el monumento alusivo al Minero.

  Esta vez no hubo celebraciones masivas, eventos deportivos ni el tradicional banquete que tuvo lugar durante  44 años consecutivos desde el nacimiento de la Sección 271 en este puerto de Lázaro Cárdenas desde la entrada en operación de Sicartsa hoy ArcerlorMittal de México.

   Esas fiestas no se suspenden sino que se realizarán una vez que se supere la pandemia, expresó el secretario general de la sección 271 Carlos Cuauhtémoc Solorio, y sus homólogos de las Secciones hermanas 274 y 273.

 Dependen de la Mira Las Truchas y la Siderúrgica Arcelor Mittal de México, de Sadcom de Occidente y TMS casi 620 trabajadores en este puerto de Lázaro Cárdenas. Por la presencia de la epidemia de Covid 19, no hubo concentración de obreros de estos sindicatos que en otras épocas tuvo una plantilla de casi 10 mil mineros en la región de Pachuca.

  Cabe destacar que por parte el gobernador Silvano Aureoles Conejo, no se emitió felicitación alguna al gremio minero que «La historia de este puerto han escrito miles de mujeres y hombres dedicados a la industria minerera metalúrgica desde el inicio de esta empresa y celebrar nuestra herencia del General Lázaro Cárdenas del Río en la minera, que es parte de nuestro patrimonio como michoacanos».