*Habitantes exigen a Ecología Municipal y PROFEPA a que inspecciones el lugar en calle Veracruz, colonia Arroyo de Barco.

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

  LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- Presidente de la mesa directiva de la Organización de Colonias Unidas por Las Guacamayas, y vecinos de la Colonia Arroyo de Barco, demandan ante autoridades ambientales a que realicen en un predio habilitado como taller mecánico, una inspección el cual genera residuos peligrosos como aceite lubricante usado y sólidos impregnados, se encuentra derrame de residuos peligrosos en suelo natural, y pavimentado así como residuos fuera del almacén, entre otras irregularidades.

  Mariano Parral Isidoro, y un grupo de habitantes que viven en la colonia Arroyo del Barco, han manifestado su inconformidad contra el dueño de un taller mecánico que se localiza sobre la calle Veracruz, número 09, propiedad del señor Ulises González, quien con vehículos chatarras que usa para extraer refacciones, se hallan causando cuellos de botella en la vía pública e impiden el libre paso a vehículos de servicios municipales como los recolectores de la basura, repartidores de agua entre otros.

 Piden al personal de Ecología Municipal, de la Delegación Federal de la PROFEPA en la localidad a que realicen alguna inspección y verifiquen el derrame de residuos peligrosos en suelo natural, envases de dichos residuos sin etiquetas, así como un almacén que no es de uso exclusivo de los residuos peligrosos estos se encontraban fuera del local, además, presuntamente el encargado del negocio, carece de las bitácoras correspondientes sobre su manejo.

  Los inconformes señalan que se debe dar cumplimiento a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos (LGPGIR), y realizar inspecciones el personal de PROFEPA de acuerdo a los artículos 28 y 31, en su fracción primera, de la señalada Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR), refiere que el aceite lubricante usado constituye un residuo peligroso.

  De igual forma a inspectores de Ecología Municipal, y verifiquen el indebido manejo y disposición representa un riesgo inminente para la salud y vida de ejemplares de la vida silvestre, así como daño o deterioro grave del medio ambiente. Por lo anterior y con el fin de evitar que se continúen ocasionando afectaciones al ambiente, se debe imponer como medida de seguridad la clausura total temporal del predio inspeccionado.  Cabe señalar que podría haber multas por violaciones a la LGPGIR la cual asciende el equivalente de 20 a 50,000 unidades de medida y actualización, según lo dispuesto por el artículo 112 de dicha Ley,) y hasta clausura de manera total temporal del taller mecánico en Las Guacamayas tenencia de este municipio de Lázaro Cárdenas, por personal de Ecología y de la personal de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), por indebido manejo de residuos peligrosos, como aceite lubricante usado y sólidos impregnados con dicho aceite, lo cual representa un riesgo inminente de contaminación para el suelo natural del lugar.