*Exigen supuestos pagos atrasados de becas y asignación de plazas automáticas para normalistas

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

  LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- Integrantes del ala radical del magisterio michoacano mantienen la intensión de bloquear las vías del tren resguardadas por fuerzas públicas, Policía Michoacán, así como elementos de la Guardia Nacional,  se mantiene en plantón en las orillas, al igual en otros puntos del estado como los municipios de Múgica y Pátzcuaro, el llamado bloque magisterial, autodenominado «Poder de Base», exige supuestos pagos atrasados de becas y asignación de plazas automáticas para normalistas.

  Desde esta mañana de lunes, los docentes respaldados por grupos de organizaciones civiles se han plantado a un costado de las vías del tren con mantas y pancartas con el objetivo de bloquear las vías ferroviarias de acuerdo a los manifestantes, la movilización es en apoyo a los estudiantes de las diferentes escuelas normales de la entidad, que la semana pasada también bloquearon.

   La Asociación de Michoacán de la Industria y la Construcción (AMIC) lamentó dichas acciones tanto de normalistas y docentes en su método de lucha y exigencia de sus derechos, se atente en contra del desarrollo económico al tomar las vías férreas de Michoacán además, reiteró que la principal afectación que dejan a empresarios locales, del estado el país, extranjero y en perjuicio incluso de las familias que son padres de sus propios alumnos.

   Lo anterior, dijo, José Ángel Villarino Parral, presidente de la Delegación Regional de la Asociación Mexicana de la Industria y la Construcción (AMIC), debido a que desde el inicio de la emergencia sanitaria por COVID-19, el ferrocarril se consideró como una actividad esencial, principalmente para la transportación de bienes de primera necesidad en todo el territorio nacional, el empresarios portuario consideró que los mensajes que se envían en torno a estos acontecimientos no son nada positivos.

  «El mensaje no debe ser como lo plantean los estudiantes y algunos docentes, de que ‘las cosas así se hacen en Michoacán´, no nos representan este tipo de movimientos para ejercer presión social», José Ángel, confió en que las autoridades correspondientes ya tengan un plan de reacción inmediata para mitigar dichas acciones y no pase a mayores. También argumentó que los bloqueos generan incertidumbre sobre los posibles inversionistas que desean instalarse en el estado, además de los daños al sector productivo.

  Explicó que además de ahuyentar la inversión en la entidad, los bloqueos encarecen los costos logísticos en el traslado de mercancías y materias primas, lo cual en términos de competitividad, limita al estado. «Tenemos una oportunidad privilegiada geográficamente y lamentablemente se está desaprovechando con todas estas problemáticas», y reconoció que el conflicto con normalistas y docentes no es un tema sencillo de solucionar y confió en que la Federación logre resolverlo de inmediato.

  «Sobre todo, que al manifestarse no se vean afectados los derechos de terceros, para que todos podamos seguir llevando a cabo todas nuestras operaciones». También reiteró que las afectaciones económicas que dejan los bloqueos en las vías férreas, como en carreteras en especial autopistas ascienden de los 30 a 50 millones de pesos por cada día que el tren o un camión este detenido.

   Eso, agregó, «aunado a que algunas empresas deciden utilizar el transporte terrestre y saturan con camiones de carga las carreteras del estado, lo cual implica un mayor riesgo a los automovilistas y a sus familias».