*Se detectó que las preocupaciones de los menores en la región Sierra-Costa se relacionan a las peleas de sus padres.

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

  LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- El encierro por la emergencia sanitaria ha impactado de manera negativa entre niñas, niños y adolescentes que viven en Lázaro Cárdenas, Arteaga, Coahuayana y Aquila, quienes no se han sentido felices, están intranquilos, temen no pasar al siguiente ciclo escolar o presentar deficiencias en el aprendizaje, informó el visitador Regional de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Licenciado Agustin Zapian Ramírez.

  Durante la presentación de resultados de una Consulta Infancias Encerradas “Aprende en Casa”, donde participaron casi mil 211 niños y adolescentes, llamó a poner un especial interés en desarrollar mecanismos de detección oportuna de situaciones de impacto más severo los sentimientos expresados, a través de la respuesta de un cuestionario o dibujos enviados, son mayores respecto a la media de la capital del estado, pues añoran ir al cine, jugar, realizar ejercicios o ir de compras, destacó.

  Señalaron que se sienten muy bien o bien con su vida en familia, porque muy pocas veces tienen miedo, pero les preocupa mucho que alguien de su familia muera, se enferme de Covid-19 y las personas adultas que los rodean pierdan su trabajo, en Lázaro Cárdenas, casi la mitad de 796 participantes expresaron que sus padres discuten de vez en cuando, cinco por ciento más que la media de la ciudad, y un 15 por ciento dijeron lo que hacen varias veces a la semana.

  En Comunidades rurales la falta de espacios para jugar en sus casas, el municipios como Arteaga y Lázaro Cárdenas, los lleva a utilizar más tiempo la computadora, videojuegos y celulares, lo que representa también un riesgo ante el mundo virtual poco regulado, al ser posibles víctimas de sexting o trata, alertó, secretaria ejecutiva del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, SIPINNA en Michoacán, llamó a cerrar filas con los alcaldes para implementar políticas públicas que los atiendan y eviten su deserción escolar; así como capacitar a su personal para atender los casos de maltrato y violencia, el otro lado de la contingencia.

  Dichos problemas se registran en el ámbito familiar en colonias, como la Principal, La Estrella, que deben recibir una atención prioritaria, el visitador regional de la CEDH explicó que los esfuerzos se enfocan a ofrecerles opciones de vida fuera de esos problemas y las drogas, cuya venta no es un delito grave y lacera mucho, porque detona la violencia en gran parte de los delitos que se cometen.

  Mientras, en la región Sierra-Costa, se distribuyeron poco más de 16 millones de pesos entre preescolares, primarias y secundarias para atender las necesidades de 50 mil estudiantes y evitar su deserción; en rescatar espacios deportivos y ofrecer foros virtuales “para que la gente tenga otra visión, porque el Covid 19 nos cambió la vida y la mentalidad”, informó el Visitado Regional de la Comisión de los Derechos Humanos el Licenciado Agustín Zapien Ramírez.